Efecto visual del equipamiento comercial

El mobiliario para comercios no sólo cumple una función decorativa, sino que principalmente constituye una importante herramienta de trabajo, que aporta comodidad y orden a las tiendas para mayor satisfacción de los clientes.

Por una parte, el personal de un local podrá trabajar mejor si el mobiliario con el que se cuenta es el apropiado. Al mismo tiempo, los clientes se sentirán cómodos  en un ambiente más atractivo, lo cual se verá reflejado en la rentabilidad del negocio. Por todo ello, el mobiliario puede ser pensado como una inversión a futuro y no sólo como un complemento necesario y pasajero.

Resulta fundamental que la totalidad de los productos de una tienda sean expuestos de manera correcta, pues así se tendrá la seguridad de que no pasarán desapercibidos a la vista de los clientes.

Hay negocios, como las tiendas de ropa, que precisan de otro tipo de equipamiento, quizás más personalizado y profesional, como por ejemplo maniquíes, percheros y perchas.

En el caso de las oficinas o despachos, necesitan además disponer de las sillas y las mesas apropiadas, para ofrecerles tanto a los trabajadores como a su clientela  el máximo confort.

Lo cierto es que el mobiliario comercial puede ser de gran ayuda para un negocio, ya que se trata de un punto de suma importancia en el que los clientes seguramente habrán de reparar mucho. El aspecto visual, en especial en la primera impresión, es determinante para que los clientes deseen regresar a comprar a un local. Pero para que la tienda sea aún más agradable, a ese impacto visual se le pueden sumar otros sentidos, poniendo un poco de música y aromatizando el ambiente, pues sirven de mucho también para fomentar la compra.

Expositores
Hay diferentes modelos de expositores que colaboran a organizar los productos de manera estratégica de acuerdo al tamaño o según el orden de importancia que se les quiera dar.

Este tipo de muebles son esenciales para los negocios debido a que exponen de forma directa al cliente los productos, generando un impacto visual instantáneo y favoreciendo, por ende, las ventas. Además, también permiten ser usados para colocar folletos o catálogos.

Existen distintos modelos de expositores, por lo que su elección dependerá básicamente del tipo de negocio en que serán usados. Así, por ejemplo, hay expositores de suelo, fijos o con ruedas, que resultan muy prácticos porque con un solo vistazo los clientes podrán elegir lo que desean comprar. En tanto que los de pared son muy útiles si lo que se busca es darle un detalle diferenciador a las paredes de una tienda, incluso se los puede colocar cerca de la caja para fomentar  las compras impulsivas. Por su parte, los expositores de sobremesa suelen acomodarse sobre el mostrador o una mesa central.

Mostradores
El mostrador constituye un elemento imprescindible para cualquier comercio, pues es funcional para el vendedor, en tanto que para el cliente denota el sitio al cual se debe dirigir cuando ingresa al local.  Se los puede elegir de diversos materiales, como aluminio o madera, y los más variados diseños, con o sin vitrina, rectos, con cajonera, semicirculares, etc.

Torres
Las torres suelen usarse con frecuencia para aprovechar los rincones de un negocio o para colocar objetos con el fin de que puedan ser vistos desde lejos por los clientes.

Estanterías
Las estanterías son indispensables si lo que se desea es poder sacarle a las paredes de una tienda el mayor provecho posible. Con apenas un ligero vistazo, los clientes podrán apreciar los productos y decidirse cuál de ellos comprar.

Vitrinas
Las vitrinas son un componente que le aportan un toque elegante a cualquier negocio y  resultan básicamente fundamentales para exponer los productos. Sin ellas, sería muy difícil captar la atención de los clientes.

Imagen:

decoora.com

Los uniformes escolares, su historia y su adquisición por Internet

Los uniformes escolares llevan existiendo en nuestro mundo desde hace mucho tiempo ya. Ahora apenas los utilizamos, pero su historia nos cuenta todo lo que necesitamos saber para entender esta tendencia textil. Su origen se remonta a los centros educativos de órdenes religiosas católicas, que establecieron su uso como algo obligatorio por varias razones:

–          Querían evitar a toda costa sentimientos de inferioridad, envidias, celos o insultos clasistas. Por aquella época, era muy grande el contraste económico entre algunos alumnos. Muchos eran ricos, otros eran de clase media, y otros por el contrario, no tenían muchas riquezas, digámoslo así. El uniforme igualitario no hacía distinciones por clase, excepto quizás en la horma de los zapatos y en el abrigo que llevaban.

–          Querían abaratar los costes de los uniformes poniendo en práctica su uso. No eran baratos pero tampoco costaba demasiado mantenerlos limpios, y en buen estado. Es otro de los motivos por los que se optó por la incorporación de los uniformes en los colegios.

Hoy en día, los uniformes escolares podemos verlos en colegios concertados o de carácter privado, con las protestas por parte de las adolescentes. Las chicas lo que buscan es destacar del resto, establecer su propio estilo, y más durante la adolescencia, con el tonteo propio de esa edad, y la importancia que le dan a ser especiales. El conflicto continúa hoy en día, ¿es mejor que todos lleven uniforme o que cada uno se exprese como quiera? Antiguamente, los uniformes variaban según los valores del colegio, de las personas que lo regentaban y del país en el que se encontraban. Cada país tenía un estilo propio, adaptado a la cultura, política y condiciones atmosféricas. No es lo mismo estar en Brasil que en Rusia, por ejemplo. La indumentaria varía. Por eso los uniformes escolares se han llegado a considerar piezas clave de una época concreta, de un país concreto, formando parte de su historia. Las medias y los leotardos eran un complemento muy utilizado en todas las prendas de mujer; mientras que los niños vestían con calcetines de colores específicos, acordes al uniforme que llevaran.

El diseño de las prendas se basaba en ciertos patrones comunes como, por ejemplo, que las faldas de las niñas no estuvieran por encima de las rodillas y acompañaran este complemento con una chaqueta abotonada. Los niños intentaban diferenciarse unos de otros por sus zapatos, conservando el color exigido pero dotándoles de personalidad. Si era gente adinerada, los zapatos serían de mejor calidad. En ocasiones, los dirigentes de estos colegios conservadores establecían el gorro o sombrero como complemento para sus cabezas, aunque apenas se utiliza ya.

En la actualidad, el uso de los uniformes ha desaparecido en gran parte de las culturas, conservándose aún en centros educativos que mantienen una postura tradicional y unos valores fijos. Pero, en general, esta tendencia ha ido perdiéndose con la modernidad, las nuevas tecnologías y los nuevos valores sociales.

Antes los uniformes escolares se compraban en tiendas convencionales, pero con el auge de las nuevas tecnologías, han proliferado las tiendas online, lugar ideal para adquirir los complementos más buscados para la vuelta al cole. Vivaelcole, por ejemplo, es una tienda online que cuenta con todo lo que un niño podría necesitar: sus uniformes, mochilas, calcetines, leotardos, zapatos, polos…

Negocios online

Realizar negocios online suele ser una opción muy eficaz y en los últimos tiempos se han vuelto muy de moda. Si en verdad la idea es ganar verdaderos ingresos en Internet, se necesitará crear un propio negocio web, empezando primero por realizar una extensa capacitación y sobre todo estar dispuesto a invertir tiempo, dinero y esfuerzo.

La gran ventaja hoy en día es que iniciar un negocio web no cuesta más de lo que sale un emprendimiento convencional fuera de Internet. A decir verdad, para comenzar hacen falta entre 200 y 800 dólares, eso si uno se encuentra dispuesto a hacer la gran parte del trabajo.

Otra de las ventajas que resultan interesantes es que se lo puede automatizar casi al 100%, permitiéndote una libertad y ahorro de tiempo, que de otro modo sería imposible.

Para comenzar con este tipo de negocios, uno de los puntos a tener en cuenta es que se necesita de un buen diseño web, y sobre todo, de un buen servidor. Se pueden contratar diferentes empresas, que solamente se ocupen del diseño y la arquitectura de la web, y otra para que realice la puesta a punto, la personalización y sobre todo el mantenimiento. De todas maneras, este tipo de compañías suelen hacer todos los trabajos, para que no tengas que preocuparte de nada. Además, suele suceder que quienes se encargan del diseño de la misma, sean quienes tramiten los dominios y los registros para que no tengas que lidiar con ese lío de papales.

En cuanto al dominio específicamente, se espera que sea fácil de recordar para los usuarios y que desde él ya se pueda saber en qué rubro se ubica el negocio para que la imagen de marca.

Algo de lo que no hay que olvidarse es que si se trata de una plataforma de compras, se debe hacer un acuerdo o arreglo con una plataforma de pago para que las ventas y compras se hagan de manera más trasparente y con más posibilidades para los usuarios. Todo aquello que genere más trabajo que el sólo hecho de poder comprar desde la la comodidad del ordenador le generan al cliente o usuario una traba en sus ganas de comprar.

Nunca hay que olvidar que lo que se espera de las compras online, es que sean inmediatas, fáciles de hacer y sin complicaciones para quien quiere obtener el producto o servicio. Si fuera de otra forma, ese potencial cliente se mudaría de página o lo haría directamente de forma personal.

De esta forma no quedarán ningún tipo de dudas y se podrá comenzar a crear el propio negocio online de una manera muy fácil y practica.

 

Proyectores para negocios

Los proyectores para negocios se utilizan cada día más, lejos han quedado las ocasiones en que unos pocos se atrevían a usarlos o los consideraban indispensables para una presentación de producto o una disertación por pocos que fueran aquellos a los que iba destinada la presentación. Hoy los proyectores son fundamentales en el mundo de los negocios, y habiendo una gran cantidad de opciones entre pequeños y grandes, según necesidad y según presupuesto, si su trabajo depende de la imagen, debe tener en cuenta que esa imagen se verá más que beneficiada con el uso de un proyector que le dará a la misma realce, porque presenta las imágenes con más nitidez y supone todo un agregado en color y tamaño. Pero al comprarlo hay que tener en cuenta estos factores, para hacernos de un proyector para negocios realmente atractivo y funcional. Qué debemos tomar en cuenta a la hora de comprar un proyecto para una conferencia, para usarlo de manera cotidiana en el trabajo.

El proyector debe tener una alta iluminación, a menudo la vista de las presentaciones resultan más efectivas cuando el público y el orador pueden interactuar, esto solo se logra a través del uso de un proyector que que permita ver las imágenes claras desde cualquier ángulo ya sea que el recinto esté total o parcialmente iluminado, esa brillantez que se espera del proyector permite visualizar las imágenes por lejos que estén del público y es especialmente valioso en las conferencias o disertaciones donde hay mucho público y la imagen va de un punto a otro con cierta distancia, pero aún así todos puedan percibirlas claramente.

Los proyectores de negocios deben ser fácil de manipular pero también de trasladar, después de todo usted debe ir con él no a un lugar sino a muchos y por ello, al comprar un proyector de negocios debe tener en cuenta que sea fácil de manipular en  aspectos como el armado, instalación y desarmado de manera rápida y sin complicaciones, para que no obligue a invertir tiempo que se requiere siempre en el mundo de los negocios. Hay que hacerse de uno que tenga su propio dispositivo de traslado así sea fácil de llevar a cualquier lugar y montar como desmontar.

Otro punto indispensable para un proyector de negocios, es que pueda ser funcional de manera que se conecte con todos los dispositivos de conectividad necesarios, aunque todos los diseñados para ser utilizados en disertaciones, presentaciones y otros en el entorno del mundo profesional cuentan con conectividad,  VGA o USB, hay que tener en cuenta que podemos aprovechar para comprar uno más completo, como DVI o HDMI conectividad más amplia y que entre más opciones de conectividad tenga el proyector será aún más funcional y más fácil de adaptar a mil formas de proyección.

Aunque ya hemos mencionado las ventajas de que su armado y desarmado sea realmente funcional práctico y fácil, hay que tener en cuenta aún más cualidades. Porque puede ser fácil de desarmar pero quizá no sea tan práctico de llevarlo consigo en un viaje largo de trabajo, por avión. Por ello debe elegirse uno que sea compacto y que cumpla con la cualidad de ser tan fácil de llevar como desarmar y armar, un proyector liviano se consigue hoy en día y es la mejor manera de asegurarse que todas sus presentaciones cuenten con el mismo.

Hay una gran variedad de precios a la hora de elegir, algunos pueden parecer excesivos pero hay que ver las funcionalidades del proyector para determinar cuál nos conviene y si el precio vale lo que nos ofrecen después de todo queremos un proyector de calidad que dure, que soporte las exigencias de utilización, que sea fácil de armar y desarmar, así como de trasladar, teniendo en claro además su conectividad y otras cualidades, es fácil descartar los que no nos satisfacen y los que su presupuesto y funcionalidades nos resulten convenientes.

Ventas por internet

Si bien parece fácil vender por Internet, y lo cierto es que es más sencillo que hacer un lanzamiento de un negocio que cuente con un espacio físico, hay algunas cuestiones a tener en cuenta, porque son claves para que el desarrollo tenga un buen despegue y se mantenga con el tiempo ganando prestigio. Recuerda que eso en Internet, junto a la confiabilidad, hacen que el tráfico de ventas aumente, porque los usuarios se avisan, se comentan y se advierten unos a otros cómo es la venta.
Los usuarios de internet han tenido en alguna oportunidad alguna mala pasada en Internet, porque si bien hay muchos sitios confiables hay muchos que no lo son, y hay que estar precavidos para eso.
Lo primero que hay que tener en cuenta es la calidad de la venta. Es decir que las consultas sean atendidas a tiempo, que los productos lleguen en tiempo y forma, y que las condiciones de ventas se vean transparentes para generarle a los clientes un plus de confiabilidad.
Hay que ser efectivo vendiendo, es decir que no puedes quedarte sin stock a último momento o no contar con las variedades y cantidades que publicitas. Quien compra en tu sitio debe saber que podrás atender sus inquietudes.
La publicidad que puedas hacer de tu página nunca es maña, sobre todo en el lanzamiento. Hay que lograr que los potenciales clientes te conozcan, y se vayan familiarizando para poder recomendarte con otros.
Una de las claves para que tu web se transforme en confiable es que esté bien posicionado en los buscadores, que es una de las formas por la que los posibles clientes lleguen hasta tu dominio.
Los potenciales clientes suelen buscar sólo palabras claves y se espera que los buscadores redirecciones sus palabras a los mejores resultados. Por eso es que hay que lograr que uno de esos mejores resultados sea tu web.
El diseño de la página no debe ser aleatorio, sino que los clientes puedan llegar rápido a lo que están buscando. Hay que saber que el usuario de Internet quiere todo bastante rápido y por eso debe encontrar en el menor tiempo lo que busca.
En tu web también puedes incluir comentarios de otros, o notas periodisticas que avalen tanto tu página como el modelo, para darle más prestigio y para que todos sepan lo bueno de las compras en Internet.

 

Vía